Ideas de disfraces sexys para sorprender a la pareja

  • admin 

Si se trata de evitar la monotonía en pareja y encender de nuevo la llama de la pasión, no hay nada mejor que hacer realidad una fantasía representada por un disfraz sexy y, ¿por qué no?, hasta de una actuación improvisada. Así que, para probar algo nuevo, espontáneo y divertido, se sugieren las siguientes ideas.

Antes de disfrazarse

Tal vez sea un tema muy común en la pareja o quizás nunca se ha preguntado, pero algo importante antes de lanzarse a comprar un atractivo disfraz, es indagar un poco sobre las preferencias de la pareja.

Averiguar la principal fantasía de nuestra pareja debe ser el primer paso para realizarla.

Así, de esa forma será posible complacer y entretener sin ningún problema.

Y, aunque a veces la fantasía trata más acerca de un escenario en particular que de un disfraz, en estos casos se puede improvisar (si la fantasía es en un avión, el disfraz puede ser de aeromoza).

Ideas de disfraces

Los clásicos.- Ya sea los disfraces eróticos de policía, enfermera o de colegiala, estos disfraces siempre son un éxito ente los hombres.

Sin embargo, lo más importante además del atuendo, es entrar completamente en el papel que se está actuando para asegurar una noche inolvidable.

Personajes famosos.- Muchos fanáticos de “Star Wars” coinciden en que la escena de la princesa Leia en su bikini dorado es la más sexy de todas.

De la misma forma, seguramente hay una escena de alguna actriz que tu pareja simplemente adora y que sería una forma infalible de seducirlo.

Lencería.- A veces el disfraz puede ser tan sencillo como lencería sexy o tal vez lencería de cuero, pues con esto la fantasía y las posibilidades son ilimitadas.

Se pueden agregar juguetes sexuales o representar ambos ciertos papeles para añadir más emoción al asunto.

Economizar a la hora de disfrazarse

Para obtener un disfraz sensual y completamente sexy no es necesario invertir una gran cantidad de dinero.

La primera opción es revisar a fondo el propio guardarropa para sacar las prendas más sugestivas y eróticas y probar combinaciones que resulten interesantes.

De esta forma, tal vez sólo sea necesario invertir en algún accesorio que no cueste mucho para completar el cuadro.

Otra opción es pedir prestados algunos vestuarios a amigas cercanas o, si se trata de algo muy específico, entonces se puede rentar el disfraz en tiendas especializadas y así evitar un gasto mayor al comprarlo.

Deja un comentario